martes, 7 de junio de 2005

Hoy toca hablar de este señor...


Dino Paul Crocetti nació el 7 de junio de 1917 y hoy cumpliría 88 años, si no fuera porque murió el día de navidad de 1995, es decir, que este año harán diez años de su muerte.

Dean Martin, como se le conoció en el mundo del espectáculo, era un hombre increíble, casi todo el mundo le recuerda por sus múltiples películas con Jerry Lewis -16 en total en 10 años de trabajo en común que les llevaron a hacer de todo, espectáculos en vivo, discos, radio, televisión y cine-. Y más tarde como parte del famoso Rat Pack, pero Dean era mucho más que eso, mucho, mucho más.
Ni las alargadas sombras de Jerry Lewis primero ni de Frank Sinatra después consiguieron eclipsar a este hombre polifacético.
Como actor dió el campanazo aguantando perfectamente el tipo a Montgomery Clift y Marlon Brando -ahí es nada- en "El baile de los malditos" para después regalarnos interpretaciones magistrales en títulos como "Río Bravo", "Los 4 hijos de Katie Elder" o "Bésame tonto", en total 51 películas en su haber.
Como crooner supo encontrar su sitio perfectamente con una técnica vocal envidiable, adaptarse al estilo de Sinatra y Sammy Davis Jr. con los que solía actuar en Las Vegas y terminar convirtiéndose en el auténtico rey de las actuaciones en el "MGM Grand". Y por si fuera poco, cuando parecía que los crooners estaban de capa caída, dio el campanazo y consiguió lo que todos creían un imposible: desbancar a los mismísimos Beatles en pleno apogeo de la Beatlemanía y conseguir el nº1 de 1964 con su "Everybody loves somebody".
Cuando el cine, Las Vegas y el mundo de la música parecían ir por otro camino, Dean Martin encontró su sitio en la televisión.
El jueves 16 de septiembre de 1965, a las 10 de la noche se estrenó en la NBC "El show de Dean Martin". El programa fue tal exitazo que la cadena, ansiosa por asegurarse la presencia de Martin todos los jueves por la noche, le renovó el contrato de un año que habían firmado originalmente subiendo su caché de 40.000$ por programa a 283.000$ por programa y convirtiéndole en la estrella de televión mejor pagada hasta la fecha.
Y en todo este tiempo, a Dean Martin aún le basto para casarse tres veces, tener 7 hijos y adoptar una octava niña con su tercera mujer. Dice su hija Deana que Dean no era un buen padre, su adicción al trabajo le hacían ausentarse demasiado de su casa, pero que era un buen hombre y que sólo puede recordar de él buenos momentos.
Por su hijo Ricci nos enteramos de que el miembro más enigmático del famos Rat Pack odiaba las fiestas, adoraba a su suegra y era mucho más reservado y tranquilo de lo que su personaje público parecía sugerir.
Cantando en público se le recuerda siempre con un cigarrillo y un vaso lleno de whisky -zumo de manzana en realidad- en la mano, de impecable smoking, haciendo a la perfección el personaje del vividor con estilo.
Para mí, películas y rat packs aparte, siempre será ese señor tan alto que cantaba como si fuera la cosa más fácil del mundo eso de:

"When the moon hits your eye like a big pizza pie
That's amore
When the world seems to shine like you've had too much wine
That's amore
Bells will ring ting-a-ling-a-ling, ting-a-ling-a-ling
And you'll sing "Vita bella"
Hearts will play tippy-tippy-tay, tippy-tippy-tay
Like a gay tarantella"

Feliz Cumpleaños, Dino.

3 comentarios:

Johan Schnabel dijo...

Nunca perdonaré a Dean Martin que no aprovechara una pausa de cualquier rodaje para romperle las piernas de manera accidental y discreta a Jerry Lewis...

fridwulfa dijo...

Jejeje. Creo él también se lo reprochaba a sí mismo, yeah.

IVÁN REGUERA dijo...

Pienso como Johan y aprovecho para recordar algo que me dejó helado al leer la biografía de Sinatra (autor: un tal Tarabonelli).

Tal era el concepto de la amistad del gran Frank, que su biógrafo reconoce que cuando LA VOZ se enteró de la muerte de Martin se encerró en su casa con cartones de Camel y sus trenes eléctricos para no ver a nadie en semanas. En verdad Sinatra murio con él y con Davis Junior.

Nota final: me cago en los que dicen que Bésame tonto es un "film menor" de Wilder. Yunamieeeeeeerda!