martes, 21 de junio de 2005

Crónica de un cierre anunciado

Si sois de los que curioseáis por los links que tan amablemente os dejo, es probable que hayáis leído ya a "Little Bellota" y su post de hoy.
Dice que nos deja, que cierra el blog, y tan estupefacta me he quedado al leerlo que no puedo más que expresar en estas líneas mi total indignación -la tristeza la dejaré para cuando cumpla su palabra, si es que se lo permitimos-.

"Que dice M que chapa el blog" le digo a Walter en cuanto lo leo.
"Pero ¿por qué?" me responde tan estupefacto como yo.
"Pues no sé, supongo que ha terminado ya su viaje por los pantanos estadounidense y por eso lo cierra"
"¿Pero qué tendrá que ver?"
"Pues eso mismo digo yo. Así que ya estás entrando a dejarle un comentario y decirle que ni se le ocurra"
"Se va a enterar..."

¿Lo has oído, bellotita? Que no, que estas cosas no se hacen, que los blogs no se cierran así como así, que no puedes dejarnos a medias, sin tus posts, tus reflexiones, tus dudas y, sobretodo, sin tus canciones.
¿Te has quedado sin ideas sobre las que escribir? Pues aquí va una pista:

"Fe de errores: donde dice 'cierro el blog', debe leerse: 'que nooooo, que era bromaaaa... ¡inocentes!'"

1 comentario:

IVÁN REGUERA dijo...

M habla en su blog de familias, pero lo que no sabe es que no se puede enfrentar a la FAMIGLIA. Así que ojito, que como chape igual le aparace una cabeza de caballo entre las sábanas.