viernes, 9 de diciembre de 2005

Una de aglomeraciones navideñas

Me abre ventanita Garlic en el googletalk

- "¡¡¡DIOS, QUE PESADILLA DE PEÑA, GENTE POR TODOS LADOS!!!"

La pobre Garlic, que trabaja muy cerquita de Sol sufre a diario, pero no siempre en silencio, las pesadillas de la zona centro.

- "Es que son malas fechas, mujer"

- "No, ya pero es que llevo desde las 8:30 por aquí y en Doña Manolita había una cola que daba la vuelta"

- "Las tradiciones, ya sabes"

- "Estoy escuchando que ayer, para el belén de Bancaja había una fila de espera de 5 horas!!!"

Y entonces, me he acordado de las sabias palabras de mi prima Elvira, sensata ella desde su más tierna infancia. Nos cuentan mis tías (porque nosotras no nos acordamos) que cuando éramos pequeñas, unos 7 años yo, unos 6 años mi prima, nos llevaron, llenas de ilusión, al famoso Cortilandia de la calle Arenal.

Tras mucho esperar, aguantar y poner buena cara a los malos pisotones, el espectáculo comenzó y el delirio de la muchedumbre fue tal que poco bastó para que aquello acabara en desgracia.
Con nosotras en brazos para que pudiéramos ver algo (cosa difícil) y soportando bolsazos en las espinillas, empujones violentos y refrotes sobaquiles contra señores mucho más altos y corpulentos que ellas (y bastante peor educados), mis pobres tías intentaron avanzar hacia la salida de la calle (tarea francamente imposible) y es entonces cuando mi querida prima, encarnación ella de la dulzura y la timidez, alzó indignada el puño al aire y exclamó con convicción de líder político:

- "¡¡¡Si es que esto es un peligro, por Dios, éstos no son sitios para traer a los niños!!!"

2 comentarios:

Garlic sin espíritu navideño dijo...

JAJAJAJAJAJAJAJAJ Tiene toda la razón del mundo, no es para niños ni tampoco para mayores

El Gabacho traumatizado dijo...

Algunos matarían por coger ese sugus que acaba de tirar el paje de Baltazar en la muchedumbre histérica.