martes, 5 de septiembre de 2006

Alatristísima

Como soy así de chula, este año decidí que no había mejor manera de celebrar mi cumpleaños que con Viggo Mortensen y con él que lo celebré, aunque la cosa quedara algo deslucida al final.

Tenía pensado haceros un pormenorizado relato del asunto, pero me he topado con esta crónica de la muy brillante Bronte, y prefiero que se ella la que os lo cuente, sobretodo porque estoy de acuerdo con lo que dice en su casi totalidad...

Una lástima, oiga, eso sí: ¡¡¡cómo está el Viggo!!!

2 comentarios:

Garlic queriendo ser un pañuelo con los colores de León ;) dijo...

¡Vive Dios, que gracias a la filmación todos queremos hablar en versificación.
Claro que para versificar nada como imitar al Fénix de los ingenios tratando de hacer un soneto de repente ;)

Awake at last dijo...

Ya he leído lo del Walter, ya, lo de Echanove de Quevedo m'ha mataU, se ve que desde que hizo de Lorca (yo lo vi y de poco me dejo los ojos com el puto foco amarillo detrás del escenario) se le ha quedado el regusto por personajes poco adecuados, jeje.

Besos!