martes, 16 de mayo de 2006

S'acabó


El domingo 14 de mayo y tras siete temporadas en antena, la NBC emitía el último capítulo de "El Ala Oeste de la Casa Blanca".

Ayer, viéndolo en mi casa no pude evitar que se me escapara una lagrimita mientras me despedía mentalmente de sus protagonistas.

Y es que hay series que marcan una época y "The West Wing" ha sido una de ellas. Y lo mejor de todo es que la serie surgió, como tantas otras series de éxito, de pura carambola.

Cuenta su creador, Aaron Sorkin, que cuando la NBC se puso en contacto con él para ver si entre todos surgía una idea para una buena serie con la que completar su parrilla, a Sorkin le dió tal agobio pensar en meterse en el berenjenal que supone la creación y producción de una serie en prime-time, que les fue con la idea más disparatada que se le ocurrió, con la esperanza de que la rechazaran y poder regresar a su casa y dedicarse a sus cosita con toda la tranquilidad del mundo.

"Quiero hacer un serie sobre los políticos de Washington" les dijo a los mandamases de la NBC "quiero hacer una serie sobre los entresijos de la Casa Blanca" sorprendentemente la idea les encantó y a Sorkin no le quedaron más bemoles que ponerse a ello. El resultado ya lo conocemos.

Superproducción, superelenco, superaudiencias para una serie con la temática más inverosímil de todo lo que se ha visto la larga historia de la televisión.

La marcha de Sorkin tras la cuarta temporada se notó, para mal, los guiones perdieron calidad, pero la serie aguantó, entre otras cosas porque los personajes estaban tan bien escritos y tan bien interpretados que a esas alturas se mantenían ya casi por sí mismos, sin necesidad de nada más.

En noviembre hicieron la machada última, en plena campaña presidencial ficticia, los productores de la serie y los responsables de la cadena aprovecharon el supuesto debate entre los dos candidatos, Matt Santos y Arnold Vinick (Jimmy Smits y Alan Alda) y se clavaron un capítulo/debate en directo, como los debates de verdad, y como la buena televisión de antes.

Los seguidores de la serie todavía les estamos aplaudiendo.

En fin, todo lo bueno acaba antes o después, el domingo le tocó el turno a "The West Wing", esta semana toca luto.


7 comentarios:

grainne dijo...

Siempre nos quedará París, los duvidús y Two Cathedrals. Amen.

fridwulfa dijo...

Sniff, sniff.

A ti, además, te quedan dos temporadas completas como mínimo.

Ya sabes, nada de hurgar por youtube antes de tiempo que bastantes sorpresas te has llevado ya.

Awake at last dijo...

Yo la conocía porque a veces la Primera la ponía a las mil y a saltos... Por cierto, ¿en qué distribuidor de cable se ve la NBC? Porque en ONO nasti de plasti...

Besos!

fridwulfa dijo...

No se ve, Awake. Yo he seguido la serie fielmente gracias a los amables seguidores estadounidenses que grababan y colgaban los capítulos en emule casi casi al minuto de su emisión.

edharris dijo...

Yo mañana salgo a comprar la tercera temporada, para regalarla, y creo que en junio sale la cuarta. Reconozco que no he visto nada, pero me la han recomendado mucho (la persona a la que se la regalo y cuento con que me la pase toda seguida).

En el emule, ¿la encontraste en versión original subtítulada?

fridwulfa dijo...

Nop, yo las veo en inglés a palo seco. Pero puede que anden los subtitulos rondando por ahí. Mira a ver.

IVÁN REGUERA dijo...

LARGA VIDA... en dvd.