jueves, 30 de marzo de 2006

Esta casa es un ruina

Y alguien ha debido de echarnos una maldición gitana para que expiemos nuestras culpas, que son numerosas y de grave condición porque de lo contrario no se explica.

Ayer decidió estropearse la puerta del portal, de ambos portales, en realidad, la de la verja y la del edificio, de modo que una venga a darle al botón del telefonillo y a la gente venga darle mamporros a la puerta y nada de nada, o sales a abrir en persona o dejas que la gente trepe.

Cuando estábamos en esas, soportando embestidas de los vecinos, que hay que ver lo bruta que es la gente cuando no se abren las puertas; cuando estábamos en esas, digo, la alarma de la ofi empezó a hacer ruiditos raros. Mosqueada, irritada y con ganas de desahogarme con alguien, agarré el teléfono dispuesta a montarle el pollo del siglo a la compañía de seguridad, y es entonces cuando descubrí, perpleja, que no teníamos línea de teléfono, que no teníamos línea en NINGUNO de los dos teléfonos que tenemos contratados. Horror de horrores.

- "Esto van a ser los obreros del piso de al lado, que han picado donde no debían."

Y salí como un torbellino a transmitirle mis quejas a la portera.

- "Ahora no puedo, hija" se disculpó ella "que ando como loca llamando a los de OTIS, que se han estropeado los dos ascensores, fíjate qué raro, los dos a la vez"

Apenas me había dado tiempo a recuperarme del shock cuando entró por la puerta Charlie, que volvía de supervisar las obras de nuestra nueva oficina.

- "Oye, que estamos sin teléfono"

- "Calla, calla, no me digas nada, que vengo del otro lado, puff... que se han puesto a medir lo de Kike y se les ha caído el suelo... un lío"

- "Bueno, pues digo yo que me voy a mi casa, que visto el percal, mejor no me quedo aquí a esperar a que me alcance la maldición india que, sin duda alguna, se cierne sobre nuestras cabezas y, además, aún tengo que pasarme por la tienda de repuestos que el sábado, justo antes de salir para San Sebastián, se me jodió la cisterna y me quedé con el bote sinfónico en la mano. Ha sido un placer, caballeros"

6 comentarios:

El exorcista gabacho dijo...

Que mal fario! A ver si no va a ser la del tren que te tiene envidia..."dos velas negras, Mamarracha!"

Maronna dijo...

Junta urgente para todos los propietarios de ésta nuetra comunidad!!!

El Replicante Nexus 7D dijo...

De dos en dos.
Las desgracias de dos en dos.

Maldita sea!!!!

Y yo que pensaba que era mi número de la suerte... el próximo día que nos veamos tengo que contarte lo de "mi historia con el dos"... ¿no te la sabes?

jejejeje...

fridwulfa dijo...

Jejejeje.

No me la sé, nop.

averia dijo...

ten cuidao con el bote sinfónico, no te vaya a dar una hernia fiscal y te tengan de que poner una próstata

Anónimo dijo...

A 4 de abril, Fridwulfa ¿donde estás que no te leo?