lunes, 1 de agosto de 2005

¡¡Ruper, te necesito!!

Mi pelo tiene vida propia, mi pelo, cuando le dejas a su aire y le permites crecer acaba pareciendo la melena de un león o la de una menina de esas de los cuadros de Velázquez.
Mucho pelo, mucho volumen, unos extraños rizos que aparecen en un lado sí y en otro no, resistencia absoluta a gominas, espumas y fijadores de todo tipo y, recientemente, canas, muchas canas.

Normalmente lo llevo muy corto pero, últimamente, la falta de tiempo ha hecho que mi cabellera regresara a su estado salvaje natural.

- "Mañana me corto el pelo" informo tajante en casa.

Ana me mira por un momento y sentencia:

- "Me parece muy bien porque pareces Georgie Dann"

Y se va la tía tan pancha, soltando risitas malévolas por el pasillo y tarareando entre dientes: "la barbacooa, la barbacooaaaa, la barbacooaaa, la barbecu".

3 comentarios:

Awake at last dijo...

Que zorra, XD

P.D. Sí, he vuelto.

Awake at last dijo...

PPD.QuÉ (estoy molida, joer)

El peluquero gabacho dijo...

Y ahora a lo Sinead O'connor.... Tachan!