jueves, 29 de marzo de 2007

¿¿San Cucufato?? ¡¡SAN GALLARDÓN!!

Dice Junior que a San Cucufato se la ha sudado un rato, porque, claro, las llaves de la moto no han aparecido.
Como Junior es chico previsor, tenía, por supuesto, un juego de llaves extra.
Como Junior es un poco desastre, fue incapaz de encontrar la llave extra de la pinza con la que suele candar la moto.

¿Qué hacer ante semejante dilema?

Por de pronto, mientras encontraba una solución (o las llaves del candado), decidió meterla en el patio de la oficina para que estuviera segura. Es una lástima que lo hicieran justo cuando más trabajo tenía porque por mucho que me lo cuenten ahora, no consigo imaginar a Walter, moto en brazos, avanzando calle abajo.

Con la moto ya guardada, ayer, en un arranque de genialidad, Junior dio con la solución definitiva. ¡¡LOS OBREROS!! Los mismos que llevan dos semanas debajo de nuestra ventana dando por saco, taladrando, repavimentando y...loado sea el cielo, cortando baldosines con una super sierra de calar.

Esta mañana se han acercado en cinco minutos a nuestro patio, han enchufado la sierra y en cero coma han cortado el cepo de la moto, tal y como asegura Junior, "como si fuera mantequilla".

Bendito Gallardón y su afán pavimentador. Y benditos obreros que ni han pestañeado cuando Junior les ha ido esta mañana con el cuento de "he perdido las llaves, cortadme el candado de esta preciosa moto para que me la pueda llevar a casa..."

A San Cucufato... mejor lo dejamos para otro post.

4 comentarios:

Lironcillo dijo...

¿Y lo cortan así, sin más? Joder, la próxima vez que vea una moto mejor qu e la mía, les digo a estos señores que la liberen y de paso hagan un puente XD

Awake at last dijo...

Naaaa, por lo que dices, Junior debe tener cara de bendito y les hab´ra dado lastimica, XD En cuanto a Walter, tiene fácil arreglo, cuando salgáis del curro, que vuelva a levantar la moto, lo grabáis con el móvil y lo cuelgas aquí para que podamos disfrutar de semejante "expediente X", XDDDDD

Garlic muy de lunes dijo...

Oye esos obreros tuyos, ¿no tendrán un martillo percutor, por casualidad?

fridwulfa dijo...

Pues todo es cuestión de preguntarles, Garlic.