lunes, 2 de abril de 2007

Carrascás.... carrascás... ¡qué bonita, serenata!

Walter y yo tenemos la sana costumbre de ir todos los días a tomarnos un vinito antes de comer. Vamos siempre al mismo sitio y pedimos siempre lo mismo: una copa de Borsao joven.

Conocemos nuestros límites, pedimos una copa porque sabemos que, antes de comer, con el estómago vacío, es lo máximo que nuestro cuerpo resiste.
Lo bueno que tiene ir siempre al mismo sitio es que ya nos hemos hecho amigos de las camareras y según entramos por la puerta ya nos están poniendo nuestras copitas de vino.
Lo malo que tiene ir siempre al mismo sitio es que ya nos hemos hecho amigos de las camareras y, a veces, les da por invitarnos a la segunda copa... como hoy. Y la segunda copa es criminal porque, o bien se te sube a la cabeza en dos minutos o bien te invade el sopor más absoluto justo cuando Charlie te pide ese guión de marronazo absoluto que hay que hacer en cinco minutos.

La segunda copa de hoy se nos ha subido como si fuera un pelotazo de whisky a palo seco, así que hemos llegado a la oficina ligeramente perjudicados, como bien demuestra el siguiente diálogo:

Walter: ¿Cómo se escribe River Phoenix?

Frid: ¿Lo cuálo?

Walter: ¿Cómo se escribe Phoenix?

Frid: Con equis

Walter: ¿con ka?

Frid: ¿Con ka? No, no, ¿dónde quieres poner la ka?

Walter: ¿con ce hache?

Frid: ¿Cómo que con ce hache? CON EQUIS

Walter: ¿con ese al final?

Frid: No, hombre, con equis

Walter: ¿Equis y ese?

Frid: ¿pero qué dices? P-H-O-E-N-I-X

Walter: ¿Y la ese?

Pues eso... que el segundo vino es criminal.

4 comentarios:

IVÁN REGUERA dijo...

Me barece un bost subabente exzagggerado bor du parte.

fridwulfa dijo...

Juas juas juas. Bero, solo un boco...

Awake at last dijo...

Las Palmas - Getafe... ¡EQUIS!

XDDDDD

Si es que el Borsao (en realidad casi cualquier vino de Campo de Borja) están que-te-mue-res.

fridwulfa dijo...

El Campo de Borja tiene grandes vinos, sí señora, claro que teniendo en cuenta que mi familia es de esos lares, quizás no sea yo la persona más objetiva del mundo. Jejejeje.

¡Viva el Borsao y viva el moscatel de Ainzón! (hics)