domingo, 15 de enero de 2006

Y llegó la hora del abrir el regalo...

Por supuesto, después de tontear con el gabacho, de vacilarle, de ponerle ojitos tiernos y hacerle monerías, llegó el momento de abrir el regalo de los reyes... Helo aquí:

6 comentarios:

Garlic dijo...

Y ENCIMA CON CUALIDADES MUSICALES¡¡¡¡

Awake at last dijo...

¡Maaaarchando una fregona superabsorbente para la baba de la Frid! XDDDD

Besos!

edharris dijo...

Ooooh, que mona, se ve que le ha gustado eh, no soltaba el teclado para nada, y el beso se lo ha dado porque estabas grabando tú que si no...

ecamcito dijo...

Toma ya la pianola que se ha marcado el gabacho.... Supongo que tu hermana a partir de ahora le tendrá muy presente en su memoria. A él y... a toda su familia. ;) Como se nota que los que hacen regalos "sonoros" no viven en la misma casa que el cruel demonio estoooo... que el tierno infante quiero decir.

Pues nada, nada que ahora vais a tener a Baby Mozart in live. Puedes probar a vender entradas o grabar un cd igual se convierte en un superventas.

Gabacho para el año que viene he visto unas baterías en la sección de música del corte inglés... canela en rama oiga... Un abrazote maestro.

fridwulfa dijo...

Jajajaja. Pues la enana no suelta el teclado, no, y efectivamente, mi hermana está recordando con "Mucho cariño" al gabacho. Según me dice ayer tuvieron que arrancárselo de las manos a las 10 de la noche.
Criaturitas... El piano, a partir de mañana va a casa de los abuelos, como si lo viera

Gabacho Baremboï dijo...

Una bateria!!! Que buena idea!!!