miércoles, 18 de enero de 2006

De preparativos (y II)

Resulta que nos vamos a Buenos Aires, sí, pero no en vuelo directo, sino vía Atlanta (para los despistados, eso está en EEUU).

Supongo que pensaréis que habría sido más fácil comprar un billete con Iberia o con Aerolíneas Argentinas y hacer el trayecto Madrid-Buenos Aires sin interrupciones, sin tener que bajar del avión tras 8 horas de vuelo, recoger el equipaje, pasar control de inmigración en los States, facturar de nuevo y subirse a otro avión para hacerse otras 8 horas de vuelo...

Y tal vez tengáis razón pero... siempre hay un "pero", claro, y este "pero" en concreto trae consigo argumentos de peso... PERO, resulta que como tengo una hermana (una sola) que además da la casualidad de que trabaja en una compañía aérea estadounidense, tengo el privilego (hasta la fecha jamás ejercido) de conseguir billetes a precios ridículos y para este viaje hemos abusado de su paciencia, su buena fe y su buen hacer para poder viajar a Argentina con el mínimo coste, con escala en Atlanta, claro, porque su compañía sólo vuela a y desde destinos estadounidenses, pero por cuatro perras... sin reserva, sí, pero con la inmensa ventaja de que si entramos en el avión, casi con toda seguridad entramos en Business Class.

Conclusión, que nos vamos a Buenos Aires por, poco más o menos, lo que cuesta el puente aéreo a Barcelona y encima como un par de señoras (que es lo que somos mi prima y yo, claro)

El caso es que me llama esta noche mi hermana, para terminar de explicarme cómo va eso del transfer de un avión a otro una vez en Atlanta y para asegurarme que en caso de no tener plaza en el avión no nos pasará como a Tom Hanks y nos permitirán salir del aeropuerto para poder hacer esa anhelada visita a la fábrica de Coca-Cola y va y me dice...

- "Oye, estaba pensando, que como a lo mejor tenéis que salir de Buenos Aires un día antes, porque para el día 2 no hay plazas en el avión, pues podríais aprovechar y pasar un día entero en Atlanta... que total, no es nada del otro mundo, pero podéis alquilaros una limousina, que están baratísimas, para daros un rulito por la ciudad, no sabes lo que es eso de pasear por la calle en un coche del tamaño del salón de tu casa..."

Y yo, que soy el espíritu grunge hecho carne, me emociono toa ante la posibilidad de hacer la catetada de alquilarme una limousina para dar voltios por Atlanta, Georgia, porque esas son las cosas que nunca harías en tu propia ciudad, pero parece que cuando sales de viaje, junto con el pasaporte, te dan una patente de corso para hacer y comportarte de esas mil maneras que aborrecerías en circunstancias normales pero que, allí donde nadie te conoce, de repente son lo más divertido y apatecible del mundo.

Y me pongo a pensar que si voy a alquilar una limousina, tal vez debería sacar de la maleta alguna de las 10 camisetas de popland que llevo para el viaje y añadir algo más glamouroso, porque si vamos a comportarnos como verdaderas estrellas de cine, con alfombra roja y estatuillas doradas esperándonos al final del paseo, lo mejor es hacerlo con estilo y glamour, y no vestida como una mala copia de Fernando León de Aranoa... y entonces mi hermana añade:

- "Ah, por cierto, se me olvidaba, que como casi seguro que entráis en Business, porque hay plazas de sobra, que sepas que nada de deportivas y nada de vaqueros (se nota que me conoce bien) porque tienen un extricto dress code y si no vas vestida apropiadamente te empaquetan en clase turista... "

Joder con los mormones. Así que aquí estoy, desmontando la maleta que tan cuidadosamente preparé ayer (ropa planchada y todo) y haciendo hueco para ese maletín de maquillaje que me regalaron hace diez años y que nunca he usado (el rimmel está sospechosamente apegotonado), por si acaso el dress code del avión dice algo sobre sombra de ojos de tonalidades obligatorias o similiares y buscando como loca el vestido que usé en la última boda a la que asistí, porque si nos ponemos, nos ponemos, y ya que abandonamos vaqueros y zapatillas, vayamos a por algo con clase y mucha lentejuela y, con un poco de suerte, como me decía Ecamcito esta misma tarde, matamos dos pájaros de un tiro y, además de entrar en Business, entramos en el club de los 10.000 pies...

Total, por soñar que no quede.

12 comentarios:

Bellota dijo...

jaaaaaaaaaa,jaaaaaaaaaaaa,jaaaaaaaaaaaa,
jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa,jaaaaaaaa!!!
ay, que no puedo...
te enviaré mi phone number, just in case!!!

ays frid, eres genial

bellota

Saibot dijo...

Además de en el de los 10.000 pies, os lo podéis montar mejor aún e instaurar el de los 18 pies (esto es, montárselo también en la limusina).

Suerte!

Lironcillo dijo...

Yo quiero una foto de las glamourosas españolas junto a la limousina!!! XDDDDDDD

Anda que, si con el pánico que le tengo yo a los aviones encima me hacen ir arreglada, me terminan de matar. Lo diré una y mil veces, para todos aquellos empeñados en que cruce el charco: "si queréis que vaya, hacedme como a M.A." Y en vaqueros y camiseta, of course. Total, tampoco me iba a llegar para la business...

Garlic dijo...

Bueno maja ya sabes que hay que tener cuidadín en el baño de los aviones ;) y me uno a la petición de lironcillo sobre la foto.

Bsts

La prima glamourosa rumbo a BsAs! dijo...

Joer... voy a tener que rehacer mi lista de rebajas!!!! No llevo nada ad hoc para que haga juego con la limusinaaaaaaaa... menos mal que mañana no trabajo y tengo la mañana libre para ir de boutiques....

La prima glamourosa y precavida dijo...

Eso si, si entramos en el club de los 10.000 pies que sea (por el momento) por separado... atención, yo llevo los condoms, pierde cuidado! :P

"Gabacho Hot Couture" dijo...

Jejeje
No sabia que uno tenia que vestir de Dior para coger el avion...que parece que uno va a la opera.
No te pases con la lentejuela que la frontera entre lo chic y lo kitch esta en casi nada.

solo me queda decir a lo Maurice Chevalier: Oh la la! C'est magnifique!

Joder, Frid, pasatelo A LO GRANDE con o sin limusina, con o sin vestido, eso sí con mucho dulce de leche.

averia dijo...

Amos a ver, que te vi a dar unas clases de glamur: ¿Ej que no has visto a la Obregón en el aeropuerto? Con que te pongas unas peaso gafas de sol (aunque haya luz le´strica)mayormente en rosa o malva y un gorrito tipo pasión de gavilanes, ya cuelas. La lentejuela te la pones el to lo alto la frente como si juera el tercer ojo y andando.
AIiiiiiiiiiiiiiiiiiins quenvidia

fridwulfa dijo...

¿Con o sin vestido, gabacho? Creo que con sin vestido voy a pasarme MUCHISIMO mejor. :P

Awake at last dijo...

El gabacho no se da cuenta del peligro que implica dejar a la Frid entre un montón de argentinos, XDDD

Besos!

fridwulfa dijo...

JAJAJAJAJA. El gabacho sabe mejor que nadie el que peligro que implica dejar a la Frid entre un montón de argentinos...
Y encima me jalea el tío...

El Ave dijo...

mardita la zuerte que tienen algunas. grrrrrrrrrrrrrr