martes, 25 de noviembre de 2008

Me persigue una canción...

Empezó en el ultramarinos cuando entré a comprar la merienda, siguió en el coche que estaba aparcando junto a la ofi cuando regresaba y ha continuado esta mañana en la radio. Me persigue una canción y no puedo sacármela de la cabeza y me estoy volviendo loca.
A todos nos pasa de vez en cuando y, por lo menos, tengo que dar gracias al cielo porque en esta ocasión no es el single de Jesulín de Ubrique o el último éxito de Camela.



Lo que no tengo muy claro es si trata de decirme algo :P

6 comentarios:

garlic en la hora de la comida en la oficina intentando aprovechar el radiador dijo...

El otoño es lo que tiene te manda mensajes ocultos.
Por cierto, que pelos el de presuntos implicados...mare, mare

fridwulfa dijo...

Supongo que no te refieres al calvo ¿no?

Este otoño está siendo raro, sí. Primero el levantamiento de muertos y ahora los mensajes de ultratumba. Jajajajaja

Awake at last dijo...

¿En ESTA ocasión no es?

XDD

Mks.

fridwulfa dijo...

Sí, hija, mi mente tiene capacidades extrañas y se me pegan las cosas más raras. Pero tranquila, creo que no es contagioso

Gabacho breathless dijo...

Ni que lo digas, Frid
Que OTOÑO! Oh la la! QUE OTOÑO!

Dios, ya está se me ha pegado la cancion a mi tambien.
Et merde!

Melodìas vibradoras dijo...

Siempre se nos pega alguna canciòn generalmente, la màs fea, con la peor lera y con la peor melodìa, no es cierto?, por eso yo escucho melodìas vibradoras (:
(Me gusto tu blog.(: )
Melina