martes, 18 de noviembre de 2008

A lo tonto, a lo tonto...

Todo comenzó de la manera más inocente del mundo, hace como unos cuatro años, no más. Todo comenzó de la manera más tonta del mundo porque se me ocurrió comprarle a Lea un marsupilami pequeñito, apenas del tamaño de un encendedor, para su colección.
"Dáselo al correo del zar, que él me lo trae para acá".

Y de esta manera se puso en marcha la maquinaria. Un inocente intercambio de naderías, regalitos, recuerdos y pequeños encargos que el correo del zar se encargaba de transportar de y a Argentina, de y a España, un intercambio que fue creciendo con el tiempo y que ahora mismo se ha convertido en una maquinaria perfectamente engrasada y coordinada, con varias personas actuando como enlaces y garantes, que se dedica al contrabando de todo tipo de artilugios y mercancías entre ambos países, artilugios y mercancías entre las que se incluyen: alfajores y dulces de leche, of course, libros, muñequitos, calendarios, bolsos, cuadernos, discos, vinilos, máquinas de fotografía, proyectores de superocho, extraños instrumentos, cables raros para videoconsolas, incunables, cargamentos de ropa para bebé, gnomos y paquetes de natillas instantáneas.

Y cuando pensé que ya estaba curada de espanto y que las extrañas vicisitudes de estos últimos años, incluido nuestro "incidente" limero en la aduana de Brasil, me habían preparado para toda eventualidad, recibo la sorpresa definitiva

- "¿Has dicho conchas de caracoles?"


Edit: Muchas gracias, Lea, por colaborar desinteresadamente con imágenes de algunos de los elementos transportados por el Correo del Zar.

9 comentarios:

la contrabandista de las limas dijo...

Bravo, prima, bravo!!!!! XDDDDDD

Awake at last dijo...

Yo necesitaría un proyector de OCHO (no de SUPERocho) Y sí, sé que soy rara, ;-P

Mks.

una prima acólita del correo del zar dijo...

Puesss... habrá que mirar a ver si nos quedan en stock, awake, pero no te diría yo que no categóricamente, por si acaso, jajajajaja... que me veo en el vuelo de regreso del próximo viaje a Baires con uno en la maleta... ains, que vida tan dura la del correo del zar y acólitos...

fridwulfa dijo...

Pues ochos... no sé, pero gominolas de sandía, que se me olvidó incluir en la lista, tengo para parar un tren. ¿Quieres?

garlic en momento "benedicto,benedicto,benedicto" dijo...

Shell Oil Junior. He's got millions, he's got glasses, he's got a yacht!....ays no puedo evitarlo XD

averia dijo...

Maris, cuando te vuelvas a dir pa bosaires me avisas, que me voy contigo, de verdá. Que tengo de que salir de aquí. Quenserio te lo dgo, plima, que mavises.

Prima Agobios

fridwulfa dijo...

Mujer, sé proactiva, propón tú fechas y listo el pollo. Nosotras nos acoplamos.

Leandro dijo...

Traigan a la Tía Avería!!!

muy divertido el post
y pasmosamente real

/lea.

Anónimo dijo...

yo tambien quiero irrrrr

Tropi.