miércoles, 19 de octubre de 2005

Una de historias increíbles que te llegan por mail

Me lo ha pasado Garlic por mail hace un rato, y me parece tan absurdo, que no puedo resistirme a colgarlo por aquí. Sabiendo la velocidad a la que viajan estas cosas por internet, estoy segura de que la mayoría de vosotros ya lo ha leído, pero...

NOTICIA REAL EXTRAIDA DE UN ARTÍCULO DEL PERIÓDICO LOS ANGELES TIMES
"ENCENDER LA CERILLA FUE MI GRAN ERROR, PERO SOLO QUERÍA RECUPERAR EL HAMSTER", DIJO ERIK TOMASZEWSKI ATURDIDO.

Erik Tomaszewski y su pareja homosexual Andrew "Kiki" Farnum han sido ingresados para un tratamiento de emergencia, después de que una sesión de sodomía les fuera realmente mal. "Introdujimos un tubo de cartón por su recto, y deslicé dentro a Raggot, nuestro hámster. Como siempre, Kiki gritó "¡ARMAGEDóN!", en señal de que era suficiente. Intenté recuperar a Raggot, pero no podía salir, así que me asomé al tubo, y encendí una cerilla, pensando que la luz le atraería".
Los doctores de la Unidad de Quemados Graves del Hospital de Salt Lake City, en una encubierta rueda de prensa, describieron a través de su portavoz lo que ocurrió después: "La cerilla encendió una bolsa de gases intestinales y una llamarada salió por el tubo, produciendo graves quemaduras en la cara del Sr. Yomaszewski. También se incendió el pelaje del hámster, lo cual provocó que se prendiera otra bolsa de gas, mayor y mas interna, propulsando al roedor hacia fuera como una bala de cañón".
Tomaszewski sufrió quemaduras de segundo grado y rotura del tabique nasal, a consecuencia del impacto del hámster, mientras que Farnum sufrió quemaduras de primer y segundo grado en el ano y en el tracto intestinal inferior.

5 comentarios:

lapolaca dijo...

Esta historia ya la contaban los inefables muchachos de Gomaespuma hace algunos años. En aquella ocasión, el animalito era un jerbo en lugar de un hamster, pero las consecuencias de la incursión supuestamente erótica eran las mismas. No me puedo creer que ocurran estas cosas, no puedo. Pero a veces se entera una de buena tinta de cada historia... y al final la conclusión es que la realidad supera siempre a la ficción.

fridwulfa dijo...

A mí, desde luego, la historia me suena a camelo total, pero efectivamente, luego conoces a gente que trabaja en hospitales y que te cuenta cada una...

El Gabacho con extinctor dijo...

Yo me sé una contada por un militar, antiguo bombero, cuando hice la mili:
Llegan y ven a un hombre con los genitales en sangre y a la mujer con el craneo y el pelo en la parte superior quemados.
¿Qué pasó?
Pues que mientras el señor de la casa freia no sé qué en la sarten, ella le iba haciendo una mamada.
Ya sabeis que suele saltar un poquito de aceite si uno no se anda con cuidado.
Pues saltó aceite en la cara de la mujer, y de la impresión (para decirlo de alguna manera)cerró demasiado los dientes... a lo que el tío reaccionó dandole un sartenazo (ardiente) en toda la cabeza.

Asi que lo del hamster parece muy surrealista , pero como pasan tantas cosas en este mundo.

Ya sabeis que la vida supera siempre la ficción.

Garlic con marcas del empedrado de la Pza Mayor dijo...

esasto polaca es una historia que contó los Gomaespuma en diresto haciendo uno de sus programas en la Pza Mayor de Madrid hace ya unos añitos, ¡qué tiempos!

the big sister dijo...

y luego te quejaras de que te lean gente que busca experiencias nuevas en la red. jajaja.
El sexo está en todas partes y si no que me lo digan a mí que en mi primera experiencia e-mulera me he bajado una porno en vez de un programa que buscaba