miércoles, 9 de enero de 2008

mardita sea nuestra estampa

Ahora que los señores de Cortylandia están ya desmontando el chiringuito y no tenemos que sufrir sus cánticos ñoños ni sus muñequitos siniestros en bucle durante toda la tarde...

¡Cortypuaj!

llegan los señores de Easyjet y nos montan una batukada debajo de la ventana.


¿Dónde estarán los lanzagranadas cuando los necesitas?

11 comentarios:

grainne dijo...

Joder, sí que acojonaba el Cortylandia de este año...

Awake at last dijo...

XDDDDDDD

Mks.

tu primi dijo...

Los lanzagranadas?? Joer que violencia... si estos pobres easykrishnas solo estaban pasando un rato allí en la esquinita... Muas!!!!!!!

garlic comentando a su comodín de la llamada dijo...

Oye estoy con grainne...el Cortylandia acojonaba mucho mucho.

los de Easyjet todo sea por esos vuelos que nos han llevado a Londres y nos han devuelto a casa :D

Lironcillo dijo...

Im-presionante XD

Marta G.Brea dijo...

Jajajaja... ¿dónde se quedaron los buenos augurios anteriores? XD

Sigo pensando, como ecamcito, que le deberías poner a la bruja esa un cuchillo jamonero con el fotochof. Mejoraría mucho la imagen. Eso sí que es una Santa IDEA!!

BSS

fridwulfa dijo...

Jejejeje. Sí, Marta, se lo pondré, no te quepa duda, es que estos días ando demasiado liada en el curro y no tengo tiempo pa ná. :P
A mí también me pareció una Santa IDEA, pero es que el ecamcito es asini, el muchacho, espabilado y rápido de reflejos, siempre sabe cómo rematar.

fridwulfa dijo...

Por cierto, los buenos augurios se mantienen, al respecto de cortylandias y batukadas con ceremonia del té incluída, pues lo bueno es que en una semana, dos a lo más tardar, nos mudamos a otra oficina en una calle por la que no pasa ni DIOS. ALELUYA

IVÁN REGUERA dijo...

Pues yo voy a echar de menos estos momentos, y esos conductores insultándose mutuamente, y esos obreros asiáticos del piso de abajo taladrando paredes, y ese bar Parrondo, y esos vinos donde la francesita Magalí, y...

fridwulfa dijo...

Jejejej. Yo también voy a echar todo eso de menos, pero reconoce que últimamente la cosa está insoportable.

IVÁN REGUERA dijo...

Pues... SÍ.

O nos vamos, o acabamos como Michael Douglas en UN DÍA DE FURIA.