lunes, 19 de septiembre de 2005

Tanto monta...

No es ningún secreto que los nombres vascos, como la noche, confunden. Y mucho. Al loro si no con la siguiente anécdota.

Ayer entregaron el premio Donosti a Willem Dafoe. Una horas antes el actor realizaba una rueda de prensa para hablar del premio y de su película "Before it had a name" y allá que nos fuimos. La encargada de presentar al actor y controlar un tanto el cotarro era la ubicua Edurne Ormazabal.

A la salida del acto, más bien soso y lleno de preguntas estúpidas y pedantes, comento la jugada con un conocido que asistía a su primera rueda de prensa.

- "¿Qué te ha parecido?"

- "Pues no sé, un chasco, la gente preguntaba unas cosas..."

-"Chico ¿y por qué no te has animado a hacerle tú alguna pregunta?"

-"No, no, quita. Lo mío no es el cine, sino la tele, ya sabes. Yo por mí habría pasado de Dafoe y le habría hecho un par de preguntas a Ainhoa Arteta".

-"Jajajaja. ¿A Ainhoa Arteta?. Jajajaja. ¿Vas a preguntarle qué tal le va en "Corazón de Verano"?

4 comentarios:

Garlic dijo...

A falta de buenas películas, vivan las confusiones lingüísticas

Eride dijo...

Ehmmm... ¿qué hay que pillar? ¿el tal corazón veraniego lo presenta alguien llamado Ainhoa Exterrieta? ¿Quién es Edurne nosecuantos? ¿Por qué no me entero de nadaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa?

grainne murphy (secándose los lagrimones de tanto reir y de reir) dijo...

'hola, corazones! hoy regalamos una concha con forma de corazón. te la acercas así, al oido, y suena una de mis mejores actuaciones, porque yo lo valgo. adios, un beso, corazones'

Awake at last dijo...

Haberle dicho que no, que mejor felicitar a Arguiñano por su reciente candidatura a lehendakari, XDDDD.