lunes, 12 de septiembre de 2005

Algo pasa con Mérida

Resulta que en España también tenemos nuestro particular triángulo de las Bermudas y nosotros sin enterarnos, oiga. Claro, que nuestro particular campo de fuerzas electromagnéticas malignas no afecta a barcos y aviones, sino a vehículos de particulares, todos ellos, casualmente, amigos míos.

S y A perdieron las llaves del coche en Mérida propiciando lo que daría en llamarse "Operación Proserpina" con viaje relámpago a Mérida, entrega de llaves de repuesto y cachondeo posterior.

El jueves, mi compi de piso me informa de que se va fuera todo el puente con dos amigas.

- "Guay ¿dónde te vas?"
-"A Mérida"
- "Jejeje. Pues ya sabes, ni se os ocurra acercaros al pantano Proserpina y sobretodo, LLEVAD DOS JUEGOS DE LLAVES DEL COCHE, que yo no salgo en estampida otra vez a Mérida a rescatar a excursionistas in distress".

Y con la coñita nos quedamos, que si jajá, que si jejé, que si mira tú. Hasta el domingo por la mañana en que recibo una llamada de Ana.

- No te lo vas a creer, pero estamos aquí tiradas en Mérida y el coche no arranca ni pa'dios.
- ¡No jodas!
- Me da que nos toca volver en tren, mierda, me estoy quedando sin batería en el m.... ¡click!

Y así me quedé yo, con toda la sensación de estar atrapada en un bucle temporal condenado a repetirse una y otra vez, como Bill Murray y su día de la marmota.

Ana y sus amigas volvieron en tren, el coche se ha quedado en un taller a la espera de que vuelvan la semana que viene a por él y yo tengo, ahora sí, clarísimo que el próximo viaje a Mérida... en bicicleta.

7 comentarios:

the big sister dijo...

Está claro que en el circo romano de Mérida no tiraban a los cristianos a los leones, les jodian el delco y se quedaban tan anchos.
jajaja

El regreso del gabacho loco dijo...

jajjajajjjajjajjajajajaja....
Jajajajaj...
No puedo con mi alma....
jajajajaj...

Nepomuk dijo...

Es que ya de por sí eso de viajar a Mérida...ehm...

Que los extremeños y las ruinas romanas me perdonen pero...ehm... ¿a Mérida?

fridwulfa dijo...

Son arquéologas ¿qué quieres que te diga?

averia dijo...

¡Mari, Mari! que hi vuelto!!
¿Con que Mérida, ein?. Pregúntale a la Carme que se sabe mejor la historia, pero yo siempre había oído que el triángulo de las Bermudas estaba en Benavente (Lowbridge conection). Tamos en contacto, Mari. Smuackis

fridwulfa dijo...

MARI!!!!!!!!!!!!!!!!
¡qué bueno que viniste!!!!

Johan Schnabel dijo...

¿El monstruo del pantano de Proserpina, quizá?